Implantes Dentales

 

¿Qué es un implante dental?

Una raíz dentaria de titanio*

Un implante dental es un pequeño tornillo metálico. Está fabricado en titanio, un material compatible que es aceptado por el organismo como un tejido propio.

Una breve intervención indolora para una solución a largo plazo

A fin de poder asumir la función de la raíz dentaria, el implante se coloca en el hueso de forma ambulatoria y con anestesia local. El implante se integra en el hueso de forma indolora y forma así una base sólida para el anclaje estable y duradero de los dientes artificiales.

Estético desde el principio

Según los casos, puede ser posible cargar el implante inmediatamente después de su colocación y fijar la restauración definitiva en ese mismo momento. Sin embargo, en todos los tratamientos con implantes debe darse prioridad al éxito a largo plazo, por lo que dicha decisión sólo puede ser tomada por mi tras un estudio meticuloso de la situación clínica. Si la prótesis no puede fijarse inmediatamente, se coloca una prótesis provisional de aspecto estético hasta la colocación de la restauración definitiva.

*Titanio:
Se trata de un metal que ha demostrado ofrecer una gran biocompatibilidad. El organismo lo acepta como un tejido propio. Se emplea en odontología como material básico para los implantes debido a su elevada solidez y resistencia.

¿Qué ventajas ofrecen los implantes dentales?

Los dientes artificiales sobre implantes:

  • Son los que más se aproximan a los naturales desde el punto de vista estético y funcional.
  • Se integran armoniosamente en la arcada dentaria.
  • Son indistinguibles en la vida cotidiana de los dientes naturales en su función y aspecto.
  • Constituyen una base sólida para las prótesis. Los implantes evitan a los pacientes los inconvenientes de las prótesis convencionales, p.ej. puntos de presión o problemas de fijación. Permiten que el paladar no esté cubierto por el material de la prótesis, lo que tiene efectos positivos sobre la pronunciación y el sentido del gusto.
  • Hacen innecesario el tallado de los dientes vecinos.
  • Pueden evitar la atrofia del hueso*.
  •  

*Atrofia del hueso:
Al igual que las raíces naturales de los dientes, los implantes transmiten las fuerzas masticatorias al hueso de modo uniforme. Esto hace que el hueso esté sometido a un esfuerzo similar al masticar que con los dientes naturales, con lo que conserva su forma biológica. Si el maxilar o la mandíbula no experimentan dicho esfuerzo, como ocurre en las soluciones convencionales, (prótesis removibles o puentes), el hueso se va atrofiando poco a poco.

¿Cuándo pueden utilizarse implantes dentales?

…cuando se pierden dientes por enfermedad.

En personas jóvenes o mayores, las inflamaciones graves de la encía o la raíz, la caries y otras enfermedades pueden provocar pérdidas dentarias. En esos casos, los implantes dentales son una alternativa lógica para recuperar el aspecto anterior.

…cuando se pierden dientes por un accidente.

En el deporte o la vida diaria pueden producirse accidentes que supongan la pérdida de uno o más dientes. También en estos casos, los implantes dentales pueden devolver la estética y función naturales. En algunos casos, dependiendo de los daños sufridos por el tejido circundante, incluso es posible colocar los implantes inmediatamente después del accidente.

…en caso de ausencia congénita de dientes.

Los dientes también pueden faltar por causas congénitas (agenesia). Cuando un diente falta o no está completamente desarrollado, los implantes aportan una base sólida para el diente artificial.

¿Para quiénes resultan adecuados los implantes dentales?

Para casi todos los grupos de edad

Los implantes dentarios pueden emplearse en cuanto haya finalizado el crecimiento del hueso del maxilar o la mandíbula. Salvo por esta limitación, los implantes pueden constituir la solución óptima en todos los grupos de edad.

Premisas para el éxito del tratamiento

Las premisas básicas para el éxito de los implantes son un buen estado general de salud, una buena higiene oral y la existencia de hueso suficiente. Si el volumen del hueso no es suficiente, es posible realizar un aumento óseo previo a la colocación del implante.

Resultan cruciales un asesoramiento, diagnóstico y planificación detallados

Solamente yo puedo determinar si los implantes constituyen la mejor solución para una situación particular después de estudiarla y evaluarla en profundidad. Si se cumplen todos los requisitos médicos, debo planificar meticulosamente el tratamiento para lograr un resultado óptimo y duradero.

¿Son seguros los implantes dentales?

40 años de investigación intensiva independiente

Desde su desarrollo en la década de 1960, el uso de implantes ha sido analizado en más de 10.000 estudios científicos. Existen estudios a largo plazo que han observado soluciones basadas en implantes durante más de 15 años y demuestran claramente su elevada tasa de éxito, superior al 96%.

Cuidados para el éxito a largo plazo

Al igual que los dientes naturales, los dientes artificiales sobre implantes también requieren un control periódico y una higiene oral concienzuda. Además de una planificación meticulosa y una colocación correcta del implante, los cuidados adecuados son uno de los requisitos más importantes para el éxito a largo plazo.

¿Cuánto cuesta una rehabilitación con implantes?

Los costos son tan individuales como las soluciones

El tratamiento, y los costos asociados, dependen de numerosos factores y son muy variables.
Los costos varían en función de:

  • el número de implantes que debe colocarse
  • el tipo de rehabilitación elegida
  • el trabajo de prótesis exigido
  • el aumento óseo que pueda resultar necesario (sólo en casos especiales)

Generalmente, el presupuesto y plan de tratamiento individual informa sobre los costos de cirugía (colocación de los implantes, aumento óseo), laboratorio (elaboración de los dientes artificiales en el laboratorio de prótesis) y prostodoncia (colocación y ajuste de los dientes artificiales).

La solución adecuada para cada reto

Ausencia de varios dientes

Ausencia de un diente y su raíz. Un implante dental y una corona de porcelana son la posibilidad más estética para cerrar la brecha. No resulta necesario tallar los dientes sanos adyacentes.

Procedimiento 1

Ausencia de varios dientes


 
Ausencia de dos o más dientes. Un puente fijo anclado sobre implantes logra una estabilidad óptima y un resultado estética y funcionalmente convincente. No resulta necesario tallar los dientes sanos adyacentes.

Procedimiento 2
Maxilar o mandíbula totalmente desdentados

Ausencia de todos los dientes en el maxilar o la mandíbula.
a) Los implantes dentales ofrecen la estabilidad necesaria para fijar de forma segura una prótesis removible. La prótesis está firmemente fija durante el uso habitual pero puede sacarse de la boca para su limpieza.
b) La alternativa a ello es una dentadura atornillada sobre implantes, que ofrece la máxima estética.

Procedimiento 3

Procedimiento 1

Ausencia de un único diente

El implante asume la función de la raíz del diente y transmite la fuerza masticatoria desde la corona del diente hasta el hueso. Este esfuerzo natural hace que el hueso mantenga su vitalidad y no se atrofie. Pero un diente artificial no sólo debe cumplir la función natural, sino igualar estéticamente los dientes vecinos, sobre todo en la zona anterior, más visible. En esos casos es especialmente importante que el resultado del tratamiento sea visualmente atractivo.

Los dientes artificiales fijos soportados por implantes no sólo tienen el mismo aspecto visual que los propios, sino que también se perciben como tales. El implante, la corona y la encía forman una unidad armónica.
El implante dental sustituye la raíz ausente y sirve de base para la corona del implante. No es necesario tallar los dientes vecinos, con lo que se conserva sustancia dental sana.
Sustitución de un único diente en la zona anterior o posterior mediante una corona sobre implante.

Procedimiento2

Ausencia de varios dientes

A fin de prevenir la pérdida de hueso y las malposiciones dentarias, maxilares o mandibulares, una brecha de varios dientes debe cerrarse rápidamente, no sólo desde el punto de vista funcional sino también médico. La situación individual determina el número de implantes a utilizar.

Una gran ventaja de los puentes sobre implantes es que no es necesario tallar los dientes sanos adyacentes.
Desde el punto de vista estético, los puentes sobre implantes también son la mejor alternativa, ya que en la mayoría de los casos se adaptan perfectamente a la encía.

Procedimiento3


Maxilar o mandíbula totalmente desdentados

Para el tratamiento del maxilar o mandíbula totalmente desdentados, la implantología ofrece prótesis removibles y dentaduras atornilladas de forma fija.
Las ventajas de ambas soluciones frente a las prótesis clásicas hablan por sí solas:
Las prótesis sobre implantes ofrecen una fijación segura en cualquier situación.
Las fuerzas de masticación son transmitidas al hueso a través de la prótesis. Esto evita la atrofia del hueso y garantiza así a largo plazo el ajuste óptimo de la prótesis.
En las prótesis fijadas sobre implantes no surgen puntos de presión dolorosos.
El paladar no queda cubierto por el material de la prótesis. De este modo no se ve afectado el sentido del gusto, y por tanto el disfrute de la comida.
La solución estéticamente más satisfactoria para un maxilar o mandíbula desdentados es la dentadura atornillada de forma fija, que se sujeta directamente a los implantes y generalmente se adapta armoniosamente a la encía.
 


Sustitución de la dentadura completa con un puente no removible anclado sobre varios implantes.

Sustitución de la dentadura completa con una prótesis removible anclada sobre barras.
 

Sustitución de la dentadura completa con una prótesis removible anclada sobre bolas. Los anclajes de bola funcionan como presillas automáticas.

Secuencias de tratamiento

Diagnóstico y planificación
Después de un diagnóstico y planificación detallados, los implantes se colocan en el hueso de forma ambulatoria y con anestesia local (o general si el paciente así lo desea).

Aumento óseo
Si el volumen y calidad de hueso disponibles no es suficiente, puede realizarse un aumento óseo.

Cicatrización
Durante el posterior periodo de cicatrización, el implante se integra en el hueso y forma de este modo una base segura para los dientes artificiales.

Restauración definitiva
Durante este periodo de cicatrización, una prótesis provisional estética rellena el hueco hasta que se fije la restauración definitiva. Una vez concluida la cicatrización, los dientes artificiales se atornillan o cementan a la estructura del implante.
En algunos casos también es posible colocar la restauración definitiva inmediatamente después de la colocación del implante o los implantes. La decisión sobre la idoneidad de este procedimiento corresponde al dentista.

Cuidados
Para el éxito duradero de los implantes dentales son imprescindibles una buena higiene oral y un control periódico por su dentista.

Diagnóstico y planificación

 

Evaluación de la situación individual:
  • Evaluación del estado general de salud
  • Exploración de toda la cavidad oral y evaluación de la salud oral
Información sobre las ventajas e inconvenientes de las distintas posibilidades de tratamiento, y toma en consideración de los deseos del paciente en función de las posibilidades y la situación clínica de partida.
Realización de radiografías para la planificación precisa de la intervención quirúrgica. Esto sirve para estimar el volumen de hueso disponible y determinar la posición exacta del implante. En algunos casos también puede utilizarse la tomografía (TAC) para determinar el volumen de hueso.

Aumento óseo

Para que el implante pueda ofrecer una base sólida a la restauración definitiva, el volumen y calidad del hueso deben ser suficientes.
Si las exploraciones previas al tratamiento indican que el hueso disponible no es suficiente, pueden utilizarse diferentes técnicas de aumento óseo.
En muchos casos, el aumento óseo puede realizarse de forma simultánea a la colocación del implante, lo que evita la realización de varias intervenciones.

 

 
 
 
 

Colocación del implante

La colocación del implante propiamente dicha tarda muy poco. Con una preparación y realización adecuadas, los riesgos son mínimos. En comparación con la extracción de una muela del juicio, la colocación de un implante supone menos riesgos y posibles complicaciones.
Generalmente, la colocación de un implante individual no dura más de 30 minutos, aunque el tiempo puede ser mayor en función de la dificultad del caso.
Generalmente, los implantes dentales se colocan de forma ambulatoria y con anestesia local.

 
 

Cicatrización

Para obtener una base sólida para la prótesis a largo plazo, el implante debe integrarse en el hueso. Según la situación clínica y la calidad del hueso, esta fase suele durar un promedio de 16-24 semanas, y generalmente no supone ningún dolor ni molestia.
Para el éxito de la cicatrización resulta decisiva una buena higiene oral continuada. Si se siguen las instrucciones que les indico, el periodo de cicatrización transcurre sin problemas en prácticamente todos los casos.
Durante el periodo de cicatrización, una restauración provisional estética rellena el hueco hasta la colocación de la restauración definitiva. En algunos casos, y tras un estudio meticuloso, también es posible fijar la restauración definitiva en el mismo momento de la colocación del implante.

 
 
 

Restauración definitiva

Una vez finalizada la cicatrización, la corona elaborada individualmente para cada paciente en el laboratorio de prótesis se fija sobre el implante, ya sea mediante cementado o atornillado.
Las prótesis removibles sobre implantes se fijan sobre elementos retentivos que el paciente puede extraer de la boca para su limpieza y mantenimiento.

 

Cuidados y controles

Para la conservación de los dientes artificiales y los implantes es muy importante una buena higiene oral. La eliminación periódica de la placa y el sarro mediante una limpieza meticulosa pero suave contribuye de forma importante al éxito a largo plazo.
Además de los cuidados dentales en el hogar, es importante llevar a cabo una profilaxis adecuada en los implantes en el consultorio. Se recomiendan controles periódicos con una limpieza profesional de los implantes y los dientes.