Prótesis Convencionales

Para sustituir dientes ausentes, además de los implantes existen las técnicas clásicas de prótesis fijas (puente) o prótesis removibles (parciales* o completas**) con elementos de retención.

Generalmente, cuando faltan pocos dientes se utilizan puentes, mientras que si el número es mayor se emplean prótesis parciales y si el maxilar o mandíbula están totalmente desdentados se utiliza una prótesis completa.
Aunque estas soluciones tienen algunas ventajas, presentan también inconvenientes decisivos.

*Prótesis parcial (convencional):

Las brechas de mayor tamaño en la dentadura pueden rellenarse mediante prótesis parciales. La prótesis se fija a los dientes restantes con retenedores u otros elementos de fijación. Aunque esta variante resulta relativamente económica, suele resultar insatisfactoria estéticamente y puede provocar problemas de higiene oral. Además, los dientes a los que se sujetan los retenedores pueden perder fijación debido al esfuerzo soportado. Esto puede incluso llegar a provocar la pérdida de dichos dientes.

Resumen de las ventajas e inconvenientes de estas soluciones convencionales:

Ventajas

  • Más económica a corto plazo.
  • No es necesario realizar una intervención quirúrgica.

Inconvenientes

  • La prótesis no está anclada firmemente.
  • A menudo se encuentra limitada la función masticatoria, y por consiguiente la variedad de alimentos que pueden tomarse.
  • La mala sujeción y ajuste de la prótesis pueden provocar puntos de presión dolorosos.
  • La falta de estimulación del hueso puede provocar su atrofia y empeorar así la sujeción de la prótesis.
  • Las prótesis mal ajustadas pueden afectar a la pronunciación.
  • El sentido del gusto puede verse limitado.
  • Los resultados pueden ser estéticamente insatisfactorios.
  • Las prótesis parciales pueden perjudicar los dientes sanos por el esfuerzo soportado.
  • La autoestima y la calidad de vida pueden verse limitadas.

*Prótesis parcial (convencional):

Las brechas de mayor tamaño en la dentadura pueden rellenarse mediante prótesis parciales. La prótesis se fija a los dientes restantes con retenedores u otros elementos de fijación. Aunque esta variante resulta relativamente económica, suele resultar insatisfactoria estéticamente y puede provocar problemas de higiene oral. Además, los dientes a los que se sujetan los retenedores pueden perder fijación debido al esfuerzo soportado. Esto puede incluso llegar a provocar la pérdida de dichos dientes.

Prótesis con gancho visible Prótesis con ataches (no se ven los ganchos)

**Prótesis completa (convencional):

Las prótesis completas se utilizan para volver a proporcionar una dentadura funcional a personas totalmente desdentadas. En esta solución, los nuevos dientes son soportados por una base de material acrílico del color de la encía. En el maxilar, estas prótesis se sujetan mediante fuerzas de succión. Como el paladar queda cubierto por el acrílico, esto puede afectar especialmente al sentido del gusto. Una cresta maxilar marcada contribuye a una mejor fijación de las prótesis completas. Sin embargo, como el hueso no está sometido a esfuerzos la cresta se atrofia con el tiempo, lo que trae consigo un empeoramiento de la fijación.

**Protesis Fija (Puente)


 
Para fijar un puente convencional es necesario tallar los dientes vecinos. Posteriormente, el puente se fija o adhiere a los muñones resultantes.
Esta técnica convencional tiene ventajas e inconvenientes:
 
 
 
 

Ventajas

  • No es necesario realizar una intervención quirúrgica.

Inconvenientes

  • Es necesario tallar los dientes sanos adyacentes, con lo que se pierde irreversiblemente tejido dentario vivo.
  • Los dientes tallados pueden perder su vitalidad debido a los daños sufridos.
  • El elevado esfuerzo masticatorio que debe ser soportado por los dientes vecinos tallados (pilares) puede provocar su pérdida prematura.
  • En los pilares tallados que soportan el puente puede formarse caries.
  • Al no estar sometido a esfuerzo, el hueso situado entre los pilares puede atrofiarse.